vista del panteón desde la torre

Mixquic parte 1

¨Para el habitante de Nueva York, París o Londres, la muerte es palabra que jamás se pronuncia por que quema los labios. El mexicano en cambio, la frecuenta, la burla, la acaricia, duerme con ellla, la festeja, es uno de sus juguetes favoritos y su amor más permanente. Cierto en su actitud hay quizá tanto miedo como en la de los otros; mas al menos no se esconde ni la esconde; la contempla cara a cara con paciencia, desdén o ironía.¨  Octavio Paz.

Celebrar el día de muertos nos recuerda que la muerte premanece siempre cercana a la vida al menos lo es para los habitantes de San Andrés Mixquic (lugar de quién cuida el agua o lugar de mezquites según otra definición)  donde  creencias, y rituales funerarios prehispánicos fusionados  con las creencias religiosas traídas por los españoles se celebran con gran fe, dedicación y tradición.

Para sus habitantes es un momento para compartir con la familia; vivos y muertos por igual, elaboran altares y ofrendas dentro y fuera de sus casa para recibir a sus difuntos.  El primer dia de noviembre después de una larga jornada en el panteón limpiando y preparando las tumbas para el día siguiente, salen a las puertas de sus casas prenden una fogata y se reúnen a su alrededor esperando que sus familiares encuentren el regreso a casa para compartir y festejar juntos nuevamente gracias al recuerdo.

Mientras tanto en el tianguis donde las zanahorias, jícamas, pepinos, rábanos y vetabeles son unos de los principales atractivos y botanas  (Mixquic es uno de los agricultores de hortalizas mas importantes) los turistas no pueden faltar, tampoco las televisoras, los cineastas deseosos de lograr un gran documental, tampoco los fotografos esperando a hacer su mejor disparo, siempre haciéndote paso entre las más de diez mil personas que reciben cada año.

Asi que mientras los lugareños trabajan  en el panteón haciendo todos los preparativos para el gran día; los visitantes podemos, antes de que llegue el mar de gente a ver la ¨alumbrada del panteón¨ -que se realiza el día dos-  entrar al museo de la calavera donde tienen  catrinas , ofrendas, cráneos gigantes y objetos prehispánicos encontrados en la zona .

También podemos visitar el  Templo de San Andres que fue construído en 1531 por los frailes Agustinos sobre un teocalli mixquica (palabra nahuatl que significa Calli, casa o recinto y Teotl, energía, fuerza, Wikipwdia) el Templo estaba rodeado por el convento. El Templo original de San Andrés se derrumbo, sólo quedo en pie  la torre del campanario y en el año 1600 volvieron a construirlo pero a  un lado de donde estaba  el Templo original, por lo que se pudieron hacer excavaciones.  Encontraron los restos del teocalli donde esta  la figura de Mixquixtli diosa de la vida y de la muerte y un pequeño Chac mool  en medio de dos aros del juego de pelota.

Por la noche le hacen una ofrenda a la diosa de la vida y la muerte con fuego y copal mientras suenan las campanas de la torre en una mezcla entre lo prehispánico y el catolisismo ya que las campanadas tambien son el llamado para la misa.

El Templo esta rodeado por el panteón con más de 400 años de antigùedad donde el día dos de noviembre las tumbas se visten de gran colorido, flores, ofrendas y copal. Patricia Ramírez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s